sábado, 10 de enero de 2015

Práctica de Geografía Agraria

Importancia del valor de la producción ganadera
A partir de la lectura e interpretación del mapa adjunto, explicar la desigual importancia de las producciones ganaderas en España, indicando, en su caso, a que tipo de actividad pecuaria puede corresponder la significación de los valores cartografiados.

Identificamos el gráfico como un mapa de coropletas o de tramas, adecuado para representar diferencias en los valores alcanzados por una variable en distintas demarcaciones territoriales.
Conviene señalar en el contexto general el predominio de las producciones agrícolas, pues la aportación de la actividad pecuaria al valor de la producción agraria no alcanza los dos quintos del total. Una aportación que se produce de forma muy contrastada desde el punto de vista territorial. Podemos apreciar una clara diferencia entre la mitad Norte, de mayor entidad ganadera, y la mitad Sur donde la cría de animales tiene una menor importancia relativa.
En cuanto a los ámbitos de especial significado ganadero destaca, en primer lugar la España Atlántica, pues la totalidad de Galicia, Asturias, Cantabria, así como las provincias litorales del País Vasco, registran porcentajes netamente superiores a la media nacional; es más, salvo Vizcaya y Pontevedra, todas las provincias de este ámbito registran valores iguales o superiores al 60%. Las condiciones ecológicas tienen, en este caso, una importancia grande en la decantación hacia una orientación productiva basada, fundamentalmente, en el ganado bovino, ligado al prado. Se trata de una ganadería vinculada a la tierra, conformando unos “espacios ganaderos”, que son los que realmente singularizan el paisaje agrario de este sector.
Destacada importancia también presenta la ganadería en toda la franja occidental de la península, así como en determinadas áreas de la Cordillera Central. Así, León, Zamora, Cáceres o Ávila, presentan valores superiores a la media nacional, destacando, sobre todo, la provincia de Salamanca. Se trata de una ganadería más extensiva, orientada, sobre todo al vacuno de carne y en parte al ovino, correspondiendo a un tipo de espacios ganaderos representado por los montes pastables y las dehesas, aunque en algunos sectores, especialmente de montaña, se deja sentir la presencia de los pastos. En definitiva, una ganadería ligada a la tierra, pero con un carácter más extensivo por la menor carga ganadera que son capaces de soportar estos espacios.
Significado distinto tiene la ganadería en las otras provincias que registran valores destacados, estos se deben, sobretodo, a la intensa presencia de una “ganadería industrial” no vinculada a la tierra, la cual, aunque existe en todas las provincias, con independencia de las condiciones ecológicas, adquiere especial concentración en algunos puntos. Esta orientación no se refleja en el paisaje agrario, salvo en la más o menos densa presencia de las naves ganaderas, cuya misión es producir intensamente para abastecer importantes mercados urbanos. Es el caso de Cataluña, lo cual explica los importantísimos valores de Gerona o Tarragona, provincias que no se caracterizan, precisamente, por unos paisajes predominantemente ganaderos. La misma explicación cabe atribuir a los valores registrados en Segovia (importancia del porcino), Toledo e incluso Madrid, a cuyo mercado se destinan preferentemente estas producciones.
En el extremo contrario, destaca la reducida importancia en las provincias mediterráneas no catalanas, áreas de muy definida especialización agrícola y carentes de espacios aptos para una explotación ganadera ligada a la tierra (en Murcia aparece atenuado por la ganadería industrial de porcino), a los que se podrían añadir algunas provincias de Andalucía interior, o Castilla-La Mancha con  especial debilidad pecuaria (Jaén o Cuenca).
En el resto del territorio, los valores son inferiores a la media, aunque no excesivamente alejados, obedeciendo a diversos factores (presencia de ganadería industrial, aprovechamiento de ovino complementario a la agricultura cerealística, etc.). En cualquier caso, se puede considerar que se trata de un mapa en buena medida expresivo, aunque algo anticuado, para detectar la especialización productiva de determinados sectores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada